Hoy doy mis primeros pasos en esto de escribir un blog. Durante más de 11 años en Ford España, he estado a cargo de la estrategia de contenidos en los prinicipios de la revista Ford Magazine y más adelante de los distintos blogs que fueron surgiendo. Sin embargo, tengo que reconocer que nunca publiqué yo directamente en un blog.

Pues bien amigos, algún día tenía que ser el primero y ese ha llegado hoy. Es cierto que hace cosas de 2 años quise empezar un blog que se llamaba «Digital-Mente», pero suponía un gran esfuerzo y nunca se llego a consolidar ese trabajo.

Lo primero que me he planteado para que realmente sea un proyecto exitoso, es que tengo que hablar de mi y de mi evolución con esto de los blogs. En Digital-mente quería ser mucho más de lo que soy, mostrar cuánto sabía de digital. Para ello leía libros, escribía, dibujaba pero al final nunca tenía tiempo para subir lo que hacía.

Esta vez quiero que sea todo mucho más sencillo. Si ahora, sabiendo lo que sé y lo que cuesta me vuelvo a preguntar cómo comenzar a escribir un blog, la respuesta más inmediata que me viene a la cabeza es ESCRIBIENDOOOOO…

Si escribiendo. Perdiendo el miedo. A veces tenemos tanto sentido del ridículo que no nos animamos a escribir. Y precisamente esto es lo primero que tenemos que perder, el sentido del ridículo.

Yo escribo cada día media hora. Escribo sobre mi día, escribo sobre lo que he hecho bien, sobre lo que tengo que mejorar. Lo escribo para mi y cuando me pongo todo fluye. Sin embargo, nunca me atrevería a publicarlo en un blog.

Sin embargo la sensación de escribir en un blog debe ser esa. Debes fluir sin importar lo que los demás piensen de ti. Habrá personas que se sientan atraídas por lo que escribes y otras a las que no les interesará, pero tú ya habrás comenzado.

¿Sabes una cosa? «Master was first a disaster». El maestro fue antes un desastre. Para llegar a ser maestro primero tienes que empezar. Y para empezar se empieza poco a poco. ¿Nacimos sabiendo andas? No ¿verdad? Primero gateamos, luego tropezamos y nos caímos, y nos volvimos a caer y a levantar… Pues esto es lo mismo.

Y aunque hoy empiezo mi blog con este post tan sencillo. Ya he perdido el miedo. Ya he empezado. Más adelante distribuiré mis posts en Redes Sociales y les pedirá ayuda a mis amigos para que lo muevan. Hoy con este post, no va a ser así, pero seguramente será el post más importante de mi vida.

¿Y por qué será el post más importante de mi vida? Porque tras preguntarme cómo escribir un blog, este es el comienzo. El inicio de un gran viaje, de una gran aventura que comienza AHORA.